IIIº Congreso

Imprimir

Informe sobre el III CONGRESO DE PREVENCION Y ASISTENCIA DE LA DROGADEPENDENCIA.
Internacional.
Córdoba – 3 al 6 de octubre de 2001


1.- Participantes
En este III Congreso participaron un total de 606 Asistentes. De ellos 370 eran profesionales en su mayoría Psicólogos, Trabajadores Sociales, Médicos, y Abogados. Por otra parte 236 eran Docentes o Estudiantes Universitarios.
La cantidad de expositores que desarrollaron Conferencias Centrales, Conferencias Temáticas, y Trabajos Libres fueron 170.

Del Programa Cambio participaron de la organización 50 personas pertenecientes al Staff profesional, a nuestro Cuerpo de Voluntarios, o a Practicantes de la Universidad Nacional de Córdoba.

Las Provincias representadas
en este evento fueron:

1.- Córdoba
2.- Santa Fe
3.- La Pampa
4.- Misiones
5.- Buenos Aires
6.- Tucumán
7.- Entre Ríos
8.- Mendoza
9.- Neuquén
10.- Corrientes
11.- San Luis
12.- Santiago del Estero
13.- Salta
14.- La Rioja
15.- San Juan
16.- Santa Cruz
17.- Río Negro
18.- Tierra del Fuego
19.- Jujuy
20.- Catamarca
Los Países que se hicieron
presentes fueron:

1.- Argentina
2.- Brasil
3.- Chile
4.- Colombia
5.- Uruguay
6.- México
7.- Cuba
8.- Perú
9.- Israel
10.- Italia
11.- España


2.- Reflexiones en torno a la cantidad, origen y actitud de los participantes.

Sorprendió la cantidad de personas que se hicieron presentes en este III Congreso, quienes mas allá de la crisis económica que está viviendo nuestro país invirtieron tiempo, dinero y esfuerzo en hacerse presentes a este evento.

Se puso en evidencia la necesidad que existe en quienes trabajan en Drogadependencia de intercambiar experiencias, mostrar lo que cada uno realiza, y ponerse al tanto de cómo se trabaja en otros lados.

En este sentido primó durante todo el encuentro una positiva actitud por parte de todos los participantes lo cual contribuyó a que el buen clima afectivo del evento facilite la comunicación de las distintas experiencias de pensamiento y trabajo.

El hecho de que se hayan dado equilibrados espacios a temas tan diversos como los vinculados a la Prevención, a la Asistencia, y a la Reducción del Daño hizo que cada uno de los asistentes pudiese escoger distintos temas de interés y escuchar sobre experiencias de trabajo en drogadependencia basadas en presupuestos científicos e ideológicos a veces contrarios.

Lo dicho en el párrafo anterior da cumplimiento a uno de los objetivos de este Congreso el cual se refería a convertirlo en un espacio de exposición de distintas líneas de pensamiento del problema de las drogas.

Desde Programa Cambio consideramos que la diversidad de posturas y estrategias de trabajo que hoy en Argentina y en el mundo se da en torno a las drogas deben vertirse en espacios de discusión y de formación de opinión en el cual pretende convertirse nuestro Congreso bi-anual.

Por otra parte, el Comité Científico que seleccionó los trabajos que se presentaron en este evento tuvo como uno de sus criterios el permitir que se socialice la mayor cantidad de experiencias posibles y por lo tanto dar oportunidad de presentar su quehacer y pensar a quienes trabajan muchas veces en forma anónima, poco visible, o en zonas alejadas de las grandes metrópolis.

En esta línea de pensamiento es por ejemplo que invitamos a técnicos de distintos países extranjeros en donde el desarrollo del abordaje de la drogadependencia ha evolucionado de muy distinta manera.

Por ejemplo se escucharon desarrollos muy específicos de lo que se realiza en Italia o España (países que tienen toda una historia reconocida por su aportes a la solución del problema), y también se dio la oportunidad de comunicar la experiencia de Cuba e Israel países en los cuales la evolución de la respuesta al problema de las drogas no lleva todavía demasiado tiempo de evolución.

En lo que se refiere a nuestro país, la presencia de asistentes y expositores provenientes de casi todas la provincias argentinas favoreció el intercambio personal y profesional de quienes trabajan en lugares reconocidos por su trayectoria así como también de quienes se han abocado a este tema no hace mucho tiempo.

Tanto el Dr. Lorenzo Cortesse, Secretario de la Secretaría para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico, de Presidencia de la Nación, como el Lic. Alberto Calabrese, Subsecretario de la misma repartición dispusieron de destacados espacios para comunicar la política de la República Argentina en Prevención, Asistencia y Reducción del Daño en Drogadependencia.

Por último es de destacar el espacio que se le dio al llamado Foro de Discusión entre Gobiernos Provinciales y ONGs del País. En el mismo distintos representantes de gobiernos provinciales e integrantes de Organizaciones No Gubernamentales del país tuvieron la oportunidad de intercambiar ideas, reclamos, y alternativas para que la relación entre el Sector Oficial y el Tercer Sector pueda optimizar sus vínculos.

Este Foro tuvo muy buena crítica por parte de los asistentes, y coordinadores, y abrió el camino para repetir y perfeccionar esta experiencia en futuros congresos.

3.- Sobre la Prevención.

En el Congreso surgió con claridad la idea y sensación que vivimos y trabajamos en un contexto sociopolítico inestable, inseguro e impredecible. Sin dudas que las continuas referencias a lo que significó el atentado en Nueva York en septiembre pasado marcaron estas ideas y sensaciones con profundidad.

De esta manera quedó evidente que la diversidad de problemas que hoy enfrenta la sociedad incluye al tema de la drogadependencia como una mas entre varias.

Esta visión coloca al tema Drogas dentro de un abanico de problemas sociales de lo mas variado. El reconocer esto invita a quienes trabajan en el área preventiva a entender que no es posible enfrentar a la drogadependencia como un hecho independiente y desvinculado de otros problemas sociales como la pobreza, la violencia, la exclusión, la niñez desprotegida, etc. etc.

El entender la drogadicción como un problema entre problemas nos lleva a privilegiar el trabajo en Redes Sociales, y a sumar esfuerzos junto con otros agentes sociales que trabajan focalizando su accionar en otras problemáticas.

Por otro lado también se presto mucha atención a la necesidad de trabajar en Prevención en el terreno del consumo de alcohol entre los menores. Quedó evidenciado cómo el problema del alcohol entre los menores va creciendo en nuestra sociedad y que muchas veces se diferencia de manera equívoca al alcohol de las drogas ilegales a la hora de hacer Prevención de la Drogadicción.

Otro punto a destacar es la cantidad de trabajos presentados mostraba la manera en que se viene ampliando históricamente el foco de atención a intervenciones preventivas. Generalmente la población objeto de Prevención ha sido la del grupo de Adolescentes. Sin embargo lo novedoso presentado en el Congreso es que muchos trabajos de prevención que se realizan actualmente en el país tienen a la niñez y a la tercera edad como población objeto de las intervenciones.

4.- Sobre Asistencia

Los trabajos referidos a la Asistencia de la Drogadependencia captaron en gran parte la atención de los asistentes del Congreso.

Quedó evidenciado que el perfil del adicto que hoy está siendo asistido es mucho mas amplio que el de años atrás. Por lo tanto se trata también de incluir nuevas estrategias de abordaje que contemple a las diversas poblaciones de consumidores de drogas que demanda ayuda asistencial.

Hoy quien se asiste por problemas de drogas no es necesariamente un marginado social sino que se trata de personas muchas de las cuales sostienen sus familias, estudian o trabajan. Por lo tanto el tipo de respuesta a esta población debe privilegiar los tratamientos ambulatorio y aquellos de mayor brevedad posible.

La Comunidad Terapéutica es un recurso mas entre otros recursos asistenciales y por lo tanto debe definir de una manera cada vez mas precisa para qué tipo de perfil de consumidor está indicada y cuando puede ser contraproducente.

Muchos trabajos presentados reflejaron experiencias de tratamientos ambulatorios, consultorios externos, abordajes breves, o programas de prevención de recaídas.

Por otro lado la ampliación del perfil del adicto hace hoy importante incluir el concepto de co-morbilidad entendiendo de esta manera que la drogadependencia puede también ser parte de una problemática de la salud mental mas amplia, y que por lo tanto necesita respuestas específicas que involucran el accionar médico-psiquiátrico.

También quedó evidente la necesidad que los equipos técnicos que trabajan en Asistencia necesitan contar de supervisión externa para sus trabajos o de consultoría complementaria.

Apareció también recurrentemente la importancia de integrar cada vez mas y en la medida de lo posible a la familia en los procesos de cambio que se dan en los tratamientos asistenciales.

5.- Sobre la Reducción del Daño .

Como nunca en los Congresos anteriores se presentaron tantos trabajos referidos a la línea de acción comprendida en la "Reducción de Daños".

Este tema mostró ser de especial interés para muchos de los asistentes que por primera vez tuvieron la oportunidad de participar de exposiciones y debates de esta línea de trabajo.
La presentación de estos temas muchas veces resulto impactante y movilizador para el público presente que se encontraba por veces con un discurso nuevo y que no siempre concordante con otros trabajos presentados en el Congreso.

Quedó claro que la Reducción del Daño es un tema recientemente instalado entre quienes trabajan en drogadependencia y en el cual hace falta un debate mas generalizado.

También se puso en evidencia que en este tema se viene desarrollando en nuestro país líneas de acción claramente fundamentadas y con firmes bases filosóficas e ideológicas mas allá de los acuerdos o desacuerdos que puedan generar.
Programa Cambio
Free Joomla Theme by Hostgator